lunes, 1 de octubre de 2012

¿Sexo en el baño? ¿Te atreves?

Por fin viernes!!!!
Mi chico y yo nos vemos de semana en semana por motivos de trabajo y siempre en una cerveceria cerca de casa, ésta semana no iba a ser menos.
Nos sentamos a la barra y pedimos, comenzamos a hablar de nuestras cosas hasta que llegamos al "cuanto te eché de menos". Él estába guapísimo ese día o al menos a mí me lo parecia. Empezamos a hablar de sexo y nos fuimos calentando, él me desafió diciéndome que no me atrevería en un baño público, así que me piqué un poco y me lanzé. Con las mismas me levanté y me fuí al servicio de la cerveceria, le envié un whatsapp para decirle que le estaba esperando y que quería cumplir su fantasía  . A los dos minutos como mucho allí lo tenia picando en mi puerta. Abrí, lo agarré por su camiseta , cerré y lo empotré contra la puerta literalmente, me abalancé sobre él y lo besé como si no lo hubiera hecho en una semana que sí era el caso, agarrando su cara entre mis manos y metiéndole la lengua hasta la garganta. Le susurré al oido lo que quería y lo que a continuación me gustaría hacer con él. Me fuí agachando hasta tener su bragueta a la altura de mi cara, lo miré sonriendo mientras bajaba la cremallera de su pantalón y sacaba su poya bien caliente y dura, saqué mi lengua y comencé a pasarla  como si de un helado se tratase, ensalivándola entera, jugando con su puntita, recreándome en ella a la vez que lo miraba sonriendo. Me paré un segundo y le dije:
- Tú crees que debemos? Quieres que siga?
- Por supuesto, ni se te ocurra parar!!!!
Sonrio maliciosamente y pasando mi lengua por mi mano de un lengüetazo largo, le agarro la poya y comienzo a moverla mientras la succiono, la lamo y la miro deliciosamente. De vez en cuando cambio de ritmo, pasando del suave y lento a uno más rápido y fuerte , lamiendo sus huevos de vez en cuando, metiéndomelos de uno en uno en mi boca y escupiéndo sobre su poya para poder seguir ése ritmo.
De repente me agarra por los hombros tirándo de mí hacia arriba y me agarra del cuello acercándome a él para besarme apasionádamente, un beso caliente y profundo. Me empuja hacia el lavamanos poniéndome frente al espejo, nuestras miradas se cruzan en él y me dice subiéndome la falda por detrás:
- Ésto es lo que buscabas no?
A lo que yo asiento jadeante, anhelando su poya dentro de mi cuerpo. Se inclina sobre mi espalda dándome besos por mi cuello y a la vez introduciéndome uno de sus dedos en mi coñito, moviéndolo en circulos , sacándolo de vez en cuando para volver a introducirlo otra vez. Cuando lo saca lo pasa por encima de mi clítoris , humedeciéndolo, y haciendo que se hinche de placer. Juega conmigo parando de vez en cuando preguntàndome:
- Quieres que siga????
- Sigue joder!!!!! No puedes dejarme así ahora!!!!
Se rie al ver que me tiene en sus manos en ese momento y continua, se agacha y abre mis nalgas pasando su puta lengua por mi culo haciéndome gemir , la pasa una y otra vez sin dejar de frotar mi clítoris más fuerte y rápido y su lengua no para, sigue y sigue, pongo mi culo en pompa para facilitarle las pasadas, me gusta , me encanta y todo ello me lleva  a un orgasmo haciéndome gritar y convulsionando todo mi cuerpo. Se levanta y como un miura me penetra desde atrás del tirón, se reclina sobre mi espalda otra vez agarrándo mi cara y buscándo mi boca, seguido me agarra de las caderas y empieza a embestirme una y otra vez, bufando, gimiendo hasta que para de repente con un gruñido espectacular  diciéndome:
- No pensaba que te atreverias.

1 comentario:

  1. Po diooooooosss!!!!! Qué calentòn !!!!!!!

    ResponderEliminar

Me interesan tus comentarios tanto para bien como para mal eso me ayudará a mejorar.